Economicas

Economía crece 4% en semestre; bajó el ritmo de aceleración

El declive inició desde abril; hay menos crecimiento en los sectores agropecuario, energía y agua, comercio y salud Entre enero y junio la economía dominicana tuvo un trimestre en alta y un trimestre en baja, haciendo que el &uacut

31 Aug 2017 | 0 Reacciones
Economía crece 4% en semestre; bajó el ritmo de aceleración

El declive inició desde abril; hay menos crecimiento en los sectores agropecuario, energía y agua, comercio y salud

Entre enero y junio la economía dominicana tuvo un trimestre en alta y un trimestre en baja, haciendo que el último de ellos provocara una desaceleración en el ritmo de actividad cuando se miran los seis meses juntos.

En general en el primer semestre de este año 2017 la economía creció apenas 4%, inferior al 7.4% logrado en igual período de 2016, de acuerdo con un informe presentado ayer por el Banco Central.

Los datos de la institución indican que entre enero y marzo la economía incrementó 5.2%, mientras la Escuela de Economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec) asegura que luego de eso entró en picada, hasta colocarse en 2.7% entre abril y junio.

“Es un crecimiento satisfactorio, no al que estamos acostumbrados”, dijo el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, al presentar un balance preliminar, que busca mantener al tanto de la situación a los agentes económicos y al público en general, sobre la actividad económica.

El gobernador aseguró que en el resultado han influido varios factores, tanto en el contexto externo como en el doméstico, que se han reflejado en el sector real a través de la
desaceleración en el comportamiento de algunas actividades económicas.

Por ejemplo, entre enero y junio de 2016 el sector agropecuario creció 8%, pero en seis meses de 2017 solo aumentó 6.2%. Explotación de minas y canteras creció 25.3% entre enero y junio de 2016 y para los primeros seis meses de 2017 solo incrementó 3.7%; manufactura local creció 6.4% en los primeros seis meses de 2016 y para igual período de 2017 solo subió 2.3%; la construcción creció 16.8% entre enero y junio de 2016 y cayó en -2.7% para los primeros seis meses de 2017.

En el caso de hoteles, bares y restaurantes como sector creció 5% en el primer semestre de 2016 y luego consiguió subir 7.8% en los primeros seis meses de 2017. No ocurrió lo mismo con el sector comercio, que para los primeros seis meses del año incrementó 5.5% y para igual tiempo, pero de 2017 apenas aumentó 3.1%. Los servicios financieros habían crecido 11.2% entre enero y junio de 2016 y apenas 8.1% en la primera mitad de 2017. El sector comunicaciones pasó de 5.7% en el primer semestre de 2016 a 5.8% para igual período del año actual.

Valdez Albizu les dijo a los periodistas que asistieron a la presentación del informe que internamente se registró una desaceleración en la demanda interna, principalmente en la inversión privada en enero-junio de 2017, como resultado de cambios en las expectativas de los agentes económicos ante un escenario menos favorable. Particularmente, la actividad construcción, principal componente de la inversión, registró una caída de 2.7%. Adicionalmente, el ajuste de la política fiscal fue mayor al estipulado en el Presupuesto Nacional.

En términos generales, los datos ofrecidos por la institución indican que en los primeros seis meses de 2017 la inflación acumulada fue de 1.02%, mientras que la inflación anualizada se situó en 2.55%. Se generaron 124,146 nuevos ocupados o empleos netos (pero en 12 meses), ubicando la tasa de desocupación en 5.4% en abril-junio 2017, para una reducción de 2.0 puntos porcentuales con respecto al mismo período del año anterior. Y se registró un superávit en la cuenta corriente durante enero-junio de US$255.4 millones, por segundo año consecutivo.

La cuenta corriente es un apartado dentro de la balanza de pagos y recoge las operaciones reales (comercio de bienes y servicios) y rentas que se producen entre los residentes de un país y el resto del mundo en un período de tiempo dado.

Las cifras del Banco Central indican que la entrada de divisas ascendió a US$13,139.5 millones en enero-junio 2017, unos US$1,384.0 millones adicionales con relación al mismo período de 2016, equivalente a un crecimiento de 11.8%.

Las Reservas Internacionales Brutas cerraron en US$6,513.7 millones a junio 2017 y las Netas en US$6,512.8 millones, aumentando US$1,188.4 millones y US$1,211.8 millones respectivamente, equivalentes a cuatro meses de importaciones.

Sobre el sector turístico, que envuelve la actividad de hoteles, bares y restaurantes, el gobernador Héctor Valdez Albizu aseguró que continúa experimentando el dinamismo, exhibido durante el primer trimestre del año, acumulando en enero-junio de 2017 una expansión de 7.8% en su valor agregado. “Esto, principalmente por el incremento de 7.7% en el influjo de turistas extranjeros, así como el aumento de 2.2% del gasto promedio en dólares realizado por los mismos, durante los primeros seis meses del año”, dijo el gobernador del Banco Central, acompañado por un staff de funcionarios de la institución.

Conteo previo

La rueda de prensa del Banco Central inició pasadas las 11:00 de la mañana, pero antes que eso ocurriera (casi a las 10:00 a.m) en el Intec se habló “largo y tendido” sobre economía. Allí, Franklin Vásquez, decano del área de Economía y Negocios, y Rafael Espinal, coordinador de la carrera de Economía y Negocios, advirtieron que las medidas adoptadas por el Banco Central de liberar capital de más de 20 mil millones pesos, disminuyendo las tasas de financiamiento, no resolverán el problema de la economía nacional a largo plazo.

Los expertos presentaron el Segundo Informe del Análisis de la Economía Dominicana (IAED), donde aseguraron que esas medidas sólo tienen un impacto a corto plazo. “El Banco Central había estado con una política restrictiva de carácter monetario para contener la inflación y había contenido la inflación pero, al mismo tiempo, estaba conteniendo el crecimiento y el consumo. Entonces, en este momento el banco ha girado, ha flexibilizado su política monetaria pero esto va a tener un efecto en la producción de corto plazo, a largo plazo, ese incremento monetario se va a traducir en los precios, en un aumento de la inflación”, indicó Espinal. En otro momento de la presentación, Espinal planteó que se debe atacar la demanda, aumentando la capacidad adquisitiva de las personas para que tengan mayor poder de compra, por lo que en ese sentido, proponen que se someta un proyecto de ley que establezca un incremento del salario mínimo a nivel público y privado para recuperar la economía en un menor tiempo, por considerar que esta se ha visto afectada por un “frenazo” de la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) que, a su entender, ha bajado de un 5.3% en el primer trimestre a un 2.7%.

“Hay un elemento clave, sabemos que la economía dominicana ha crecido durante los últimos años en un 6.6% promedio anual, ahora, eso no se ha traducido en bienestar social y yo te pregunto ¿por qué? No se ha traducido porque fundamentalmente no ha estado por el lado del consumo”, apuntó Franklin Vásquez.
Resaltó, además, que dicho modelo debe ir encaminado fundamentalmente a resolver los problemas de disminución de pobreza vía un alza salarial real y un debido control de la inflación.

Medidas tomadas

Recientemente, el Banco Central decidió reducir la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 50 puntos básicos (de 5.75% a 5.25%) y disminuir el coeficiente de encaje legal en 2.2 puntos porcentuales, lo cual resultó en una liberalización de unos RD$20,400 millones. “Esta decisión que implica la adopción de una postura de política más expansiva, se fundamentó en un cambio importante en las condiciones macroeconómicas desde marzo pasado”, dijo el gobernador del Banco Central.

En otra parte de su exposición resaltó que de acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo (ENFT), en los cuatro años comprendidos entre octubre 2012 y octubre 2016 se generaron 464,415 nuevos ocupados, de los cuales el 90.4 por ciento corresponde al sector formal.

Anuncia recompra deuda Brady por US$324.1 MM

El Banco Central informó que recompró US$324.1 millones de la deuda conocida como Bonos Brady, equivalentes al 98.6% del total de la emisión de Bonos de Descuento, la que ascendía a US$328.6 millones. “Esta transacción resulta de gran beneficio para el país en vista de que se logró la reducción de la deuda en moneda extranjera del Banco Central sin comprometer las reservas internacionales de la institución, lo cual repercute en una disminución de aproximadamente 0.5% del PIB de la deuda externa del Sector Público Consolidado”, explicó el gobernador Valdez Albizu. La negociación generó ingresos extraordinarios para el Banco Central por recompra a descuento, revalorización de activos y reducción en el pago de los intereses, por US$79.7 millones durante 2017.

ELCARIBE