Espectáculos

Ricardo Arjona acompañado en su “Circo soledad”

12 Feb 2018 | 0 Reacciones
Ricardo Arjona acompañado en su “Circo soledad”

Ricardo Arjona no se quedó solo, pese a que presentó el “Circo soledad”. Luego de tres años de ausencia el artista volvió a un escenario dominicano con un espectáculo alucinante en el que interpretó un repertorio amado por los cerca de 25,000 espectadores, que asistieron la noche del sábado al Estadio Quisqueya Juan Marichal.

“Ella” fue el tema elegido para dar inicio a un concierto en el que el cantautor interpretó 29 de sus más importantes canciones de su carrera. Haciendo un recorrido por 13 de sus álbumes, desde su tercero, “Del otro lado del sol” de (1991), hasta su más reciente “Circo soledad” de (2017).

Luego de “Señorita” y “El problema”, el guatemalteco dio sus primeras palabras para iniciar el espectáculo que duró cerca de dos horas. “Que estemos aquí es un síntoma claro de vida de verdad, no como los que creen que respirar es estar vivo; eso es solo una licencia para moverse por ahí. Estar vivo, vivo lo que se llama vivo, es pelearse con el tráfico, con el presupuesto, con la fila para ver si un tipo que viene de otra parte puede arrancarme un poquito de emoción”.

Antes de interpretar “Acompáñame a estar solo” manifestó que “estar vivo es arriesgarse, es mandar un pecado de vez en cuando, es dejar de estar mandando besos por el teléfono y darlos en vivo que son más ricos, es estar aquí. Este homenaje a la vida hace que este servidor les deje claro que estoy aquí para lo que a ustedes se les dé la gana. Gracias por permitirme volver”.

Continuando con el circo, el artista entonó “Hasta que la muerte los separe” y al introducir “Desnuda” habló de lo que le recuerdan algunos de los carteles que tenían las seguidoras en el concierto, en esta ocasión muchos con nombres de sus más populares temas y otros con frases como: “dejo a mi novio por ti”, “súbeme al escenario que es mejor”, “invítame a cantar contigo”, “yo soy tu señora de las 4 décadas” y “el circo lo llevamos por dentro”.

Dijo entonces que “cuando leo esos carteles, hago un ejercicio de memoria y me voy a algunos años atrás y me acuerdo de cuando caminaba por las calles de Santo Domingo y no me conocía nadie y entonces yo hacía esfuerzos terribles para que una de ustedes se volteara a ver y no me miraba nadie”.

Listin Diario