PUBLICIDAD
Opinión

Duquesa: A los toros, por los cuernos

19 Apr 2017 | 0 Reacciones
Duquesa: A los toros, por los cuernos

Mientras la ciudad de Santo Domingo de Guzmán, la Primada de América, y a todo lo ancho y largo de la Provincia del Gran Santo Domingo y sus municipios provinciales, sus barriadas, calles, avenidas, cañadas, ríos, playas y mar se convierten en un vertedero de todo tipo de desechos incluso industriales ante la impotencia y manifiesta incapacidad de las autoridades edilicias, Alcaldes y Regidores y el clamor de toda una población que no deja de tener su cuota de responsabilidad por su indolencia ahora atemorizada por brotes de enfermedades diversas que ponen en alerta rojo al Ministerio de Salud y al Ministerio de Medio Ambiente porque la basura hasta el aire que respiramos contamina que oye el clamor de los ayuntamientos y se conduele de la situación y decide tomar al toro por los cuernos, asumir el control del vertedero Duquesa al parecer fuente primaria de este basurero grotesco que apesta y no da abasto ordenando a los camiones recolectores cumplir su función, recoger y depositar en Duquesa miles de toneladas de basura que tiramos democráticamente donde nos dé la grandísima gana, sin nadie que nos responsabilice, ni nos eduque, ni nos llame la atención a no ser un simple letrerito que aparece sin consecuencia y que reza “Prohibido tirar basura” pero sin que exista recipiente alguno dónde echar o colocar la basura.
Debemos aplaudir y felicitar al Ministro Dr. Dominguez Brito por esa valiente decisión y reconocer que desde su designación se ha caracterizado por darle el frente a los graves problemas nacionales que amenazan las grandes riquezas del país asumiendo con determinación y entusiasmo, políticas de preservación de áreas protegidas “bienes patrimoniales inajenables, inembargables e imprescriptibles” y a favor de la preservación, conservación y aprovechamiento de nuestros recursos naturales, los recursos hídricos, los ríos, el agua, fuente de vida de la especie humana y demás especies de brazo con el pueblo y sus instituciones ambientalistas.
Y llega a multar con la friolera de 16 millones de pesos a la empresa administradora o propietaria de los terrenos donde está asentado el Vertedero Duquesa, para resarcir los daños causados por “incumplimiento de contrato” y los excesivos aumentos tarifarios con que la empresa pretende compensar el costo de su negocio que el creciente tonelaje de basura acumulada en cada municipio provincial y el Distrito Nacional.
Y resulta que se está por saber en virtud de qué contrato de servicio o de venta de terrenos opera la empresa LAJUN Corporation, luego que el Director del CEA confiesa no encontrar ninguno y si múltiples irregularidades. Ese es nuestro país. Todo un desorden. Lo cierto es que Duquesa llegó a su límite. No da abasto para tanda basura desparramada por doquier. Se necesitan nuevos vertederos, mejor planificados y administrados. Sacarle beneficio. Aplicar la ciencia y la tecnología para aprovechar esos residuos biodegradables, y hasta no degradables como en la novela de Pedro Cabiya, “Reinbou” cubriéndola toda de tierra y convertirla en un campo de Golf!