PUBLICIDAD
Opinión

Políticos tradicionales de Dajabón, al desperdicio

En esta provincia de dajabón, existe un grupo de políticos tradicionales de los cuales tenemos que olvidarnos y darle oportunidad a la juventud, por que solamente están pensando en lo suyo y no en los demás

10 Jul 2017 | 0 Reacciones
Políticos tradicionales de Dajabón, al desperdicio

Por Elvin Rafael Carrasco Rubén
Articulo 008

En esta provincia de dajabón, existe un grupo de políticos tradicionales de los cuales tenemos que olvidarnos y darle oportunidad a la juventud, por que solamente están pensando en lo suyo y no en los demás.

Estos funcionarios públicos solamente se recuerdan de la juventud cuándo andan detrás del voto o si necesitan un favor de manera particular, pero si logran su objetivo adiós juventud.

Entres los funcionarios tradicionales se encuentran: Ing. Olgo Fernández, Dr. Miguel Cruz, Sonia Mateo, Franklin Tavárez, Rafael Jiménez, Mario Torres, Juan zapata, Fiordaliza Caridad Ceballos, Ramona Rodríguez, Dr. Darío zapata, Arturo Socias, Delminio Fernández (Paco).

Vamos a darle una oportunidad a la juventud: Wellington Payano, Willi Cruz, Edward Pérez, Jaimito Santana, Bienvenido Colón, Jesús Salvador Carrasco, Dismairy Domínguez, Janna Espinal,  Paola Carrasco, Mildred Espinal, Santiago Riveron y Anfreily Peralta entre otros tantos que tiene nuestra provincia.

Los funcionarios tradicionales ya tienen el buche que no le cabe ni un mínimo grano de maíz, de tanto tiempo que tienen un grupito en el gobierno, otros que fueron y quieren seguir  y otros que quieren seguir chupando la teta, por que al parecer es demasiado buena.

Vamos a darle una oportunidad a la juventud nuestra, vamos apoyarla para que este pueblo cresca, progrese a nivel económico, cultural y que este dajabón sea un pueblo de ejemplo de muchas cosas positivas.

Dejemos atrás la demagogia, la envidia, la tiranía, el abuso de poder y de creernos que somos un Dios que todo lo podemos.

Es tiempo de la juventud Dajabonera, siempre y cuando vallan a trabajar por el bien de esta provincia y no a que después que lleguen allí, hacer como muchos han hecho. (Salvense los que puedan)