Opinión

Qué se dice. Se lo tragó la tierra

01 Nov 2017 | 0 Reacciones
Qué se dice. Se lo tragó la tierra

Con todo lo que hemos visto hasta ahora del culebrón de drama y misterio que narra la muerte, resurrección y fuga del recluso Pedro Alejandro Castillo, alias Quirinito, lo menos que puede pensarse es que su viuda se está haciendo la loca, literalmente, para eludir el interrogatorio del Ministerio Público, que lo único que ha conseguido sacarle hasta ahora es que su esposo murió de cáncer, que fue cremado y que no sabe qué pasó con sus cenizas ni quién se las llevó.

Tantas mentiras y complicidades, tantas truculencias y falsedades, han condicionado a la opinión pública, que de inmediato dudó del diagnóstico del siquiatra que certificó que la señora Jennifer Stephanie Hernández padece de ataques de pánico, depresión e ideas suicidas, y eso el primero que tiene que entenderlo es el profesional, quien dice haber quedado tan afectado por todo lo que se ha dicho sobre su diagnóstico y su papel en la trama que declaró, agobiado por el desaliento, que no le han quedado ganas de tratar a nadie mas.

El doctor Jarvis Hazim explicó a los periodistas que lo abordaron a su salida de la Inspectoría del Ministerio Público, donde fue interrogado, que a la viuda de Quirinito se le hicieron nuevas pruebas sicométricas y sicológicas que determinaron que ya sobrepasó la crisis que sufrió, y que por lo tanto ya está disponible para ser interrogada y aportar con su testimonio al esclarecimiento del misterio. Y qué bueno que así sea, pues se trata de un testigo clave, de una pieza fundamental del rompecabezas sin la cual resultará imposible a los investigadores desenmarañar la compleja y bien orquestada trama que sacó de la cárcel a Quirinito, a quien parece habérselo tragado la tierra y no precisamente por estar muerto.