PUBLICIDAD
Opinión

LLAMADO A LA SENSATEZ

18 Nov 2017 | 0 Reacciones
LLAMADO A LA SENSATEZ

Los diputados de mi pueblo salvo honrosas excepciones siempre han sido más de lo mismo, individuos que aspiran a un cargo para hacer con el cargo lo que les da la gana y no para ejercer la digna función de legislar.

Usted los ve acumulando recursos para comprar conciencias el día de las elecciones, aprovechándose de la ignorancia de los pobres electores con dadivas inútiles que no le garantiza al votante la solución de sus problemas.

Ningún ciudadano necesita que sus congresistas les entreguen prebendas, la gente lo que necesita es que su frontera sea viable, que exista la posibilidad de que el ciudadano tenga un empleo que le garantice a la persona que trabaja el sustento de sus hijos de una manera digna.

Esos legisladores representan a la dirección de sus partidos, y no a la gente que les votó, sus acciones van siempre en la dirección de hacer lo que les conviene a la bancada a la cual ellos se deben, causa por la cual; nuestro país vive atrapado en un sub desarrollo vulgar y empobrecedor.

El gobierno alardea de crecimiento en base al endeudamiento externo, un endeudamiento mal sano, porque compromete el bienestar de las futuras generaciones de dominicanos y dominicanas.

Es cierto que Dajabón por su situación geográfica necesita un hospital regional, vanguardista y de alta tecnología que dignifique la vida de los ciudadanos, porque además nuestra situación geográfica nos hace colindar con la segunda capital del país vecino.

Si nuestras autoridades fueran sensatas, si les uniera el amor por su pueblo y no la defensa férrea a sus banderas políticas hace tiempo que estos se hubieran puesto de acuerdo para junto a la sociedad civil Dajabonera exponer las grandes necesidades que sufre nuestra ciudad.

Es inaceptable que una localidad no tenga un proyecto común a largo plazo como si existe en otros puntos del país, deberíamos tener un proyecto conjunto Dajabón 2030, de cosas que tengamos que lograr de cara al futuro, que podamos coincidir en las ideas neurálgicas que motoricen el desarrollo local para que nuestros hijos tengan un futuro distinto al actual.

El incúmbete del ayuntamiento, la del senado, los diputados, la gobernación provincial, los funcionarios con rango de ministros y de alto nivel deberían de reunirse como autoridades constituidas que son, para elaborar una idea con verdaderas posibilidades de progreso, que haga que todos los ciudadanos nos podamos sentir bien representados.

Los Dajaboneros pensantes están hartos de tanto circo político, de su falta de hacer, de las poses de sus constituidos para figurear y enaltecerse, creyéndose que están por encima del bien y del mal y que esos cargos son para siempre.