Opinión

Cierre de un Gobierno rico

22 Jan 2018 | 0 Reacciones
Cierre de un Gobierno rico

Cuesta trabajo entenderlo pero es así. A partir de hoy casi dos millones de empleados federales estadounidenses se quedarán en sus casas porque el Gobierno no tiene fondos desde el pasado sábado para garantizar su funcionamiento. Pareciera un sin sentido pero es un mecanismo de control y garantía democrática comprendido en el escenario legislativo estadounidense. Al no estar aprobado el presupuesto por las serias discrepancias con el diseño de la propuesta que presentó el Ejecutivo al Congreso, se requiere que ambas cámaras aprueben una “continuidad” de fondos para que la administración pueda seguir funcionando hasta que se le dé una aprobación definitiva al presupuesto. La Cámara aprobó la continuidad el pasado viernes dada la amplia mayoría que tiene en la misma el Partido Republicano pero en el Senado las normas son diferentes ya que se requieren 60 votos de los 100 senadores y los republicanos solo contaron con el respaldo de 50 – al parecer dos de ellos no quisieron votar -.
No es la primera vez que esto ocurre aunque sí es la primera ocasión en que el gobierno queda paralizado a pesar de que el ejecutivo y las cámaras se encuentren bajo un mismo partido. El presidente Donald Trump esta ofendido y a la media noche del sábado 19, en que la ley había fijado como límite para que se llegase a un acuerdo, al concretarse el fracaso del mismoel presidente rugió a través de su Secretaria de Prensa ya que se le aguó la fiesta que tenía preparada en su resort del Mar – a – Lago en Florida para celebrar el aniversario de su primer año en la Casa Blanca. Atacó agriamente a los demócratas. Sin embargo no es la primera vez que esto ocurre. Desde 1976 ha sucedido en 18 ocasiones, por lo general ha durado varios días, solo en tres ocasiones se ha extendido por más de 15, llegando una vez a 21 días. El presidente republicano que se siente ahora agredidopor los demócratas no puede olvidar que en el 2013 su partido se lo hizo al presidente Barack Obama y lo mantuvo por 16 días. Incluso en 1995 tambiénlos republicanos se lo hicieron en dos ocasiones al demócrata Bill Clinton en el mes de noviembre, primero por 5 días y a seguidas por otros 21 días, 26 en total.
Dado que un punto clave en las negociaciones era el tema migratorio en el que los demócratas exigen cuestiones que van contra la posición del presidente, y eso incluye la demanda del mandatario de casi 20 mil millones para construir su muro, el tema ha sido imposible de superar. La Secretaria de Prensa dijo en su comunicado que no negociarían “el estado de inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales como rehenes de sus insensatas demandas”. Dependencias claves seguirán laborando, seguridad, policía, fuerzas armadas, emergencia y parte de la Casa Blanca y otras muchas cerrarán hasta nuevo aviso.