PUBLICIDAD
Opinión

Derrotemos a Hipólito y al hipolitismo

05 Feb 2018 | 0 Reacciones
Derrotemos a Hipólito y al hipolitismo

1- Tengo muchos años denunciando que Hipólito y el hipolitismo traducen y significan, división, derrotas tras derrotas, intrigas, cizañas, felonías, espurios intereses.   Nada bueno a aportado Hipólito y el hipolitismo al país y a los partidos donde se ha infiltrado como revolucionario.  Hipólito ha sido en ambos partidos (PRD, PRM), un pájaro de mal agüero y dañino hasta más no poder.  Reto a cualquiera, que me demuestre lo contrario en un combate de ideas, sin intercambios de insultos y descalificaciones personales.  

 

2- Una vez más, los hechos (no las especulaciones), por los cuales he venido sostenidamente enfrentando con mis críticas a Hipólito y al hipolitismo, me dan la razón.  La decisión de un acuerdo de aposento y del Palacio Nacional para imponer a Carolina Mejía como Secretaria General del PRM, violentando la democracia de nuestro PRM, es un asunto que por todo lo que implica, debe originar la acción directa de la dirección y las bases de Partido, pues no es normal, sino una aberración, que ante tantas evidencias de parte de un individuo para socavar un Partido, haciendo de "Caballo de Troya", nos quedemos de brazos cruzados e indiferentes ante una trama, que busca a las  claras, entregar nuestro Partido al dominio y control de nuestros adversarios y enemigos,  con el fin de que no seamos opción de poder nunca más, tal como hicieron con el otrora glorioso PRD. 

 

3- Carolina Mejía - todos sabemos - no tiene los meritos políticos ni intelectuales para dirigir el mayor Partido opositor que es el PRM.  Querer imponerla por el solo hecho de que es hija de Mejía, es una indelicadeza, pero también una maldad calculada, ladina, que busca la división del Partido para los fines ya advertidos. Al efecto, esa división buscada por encomienda, para hacer el mayor daño posible, ya se está viendo; y sus consecuencias, desgraciadamente serán desastrosas.  

 

4- Posiblemente, Carolina será derrotada, pese al apoyo económico y logístico que ella va a recibir del danilismo peledeista. Pero después vendrá la otra etapa de las varias elaboradas en el Palacio Nacional para destruir al PRM: Carolina vice-presidenta.  Esa jugada le pondrá la tapa al pomo, pues es cosa sabida que para derrotar al PLD es necesario el apoyo de los "verdes" más una coalición del Partido en torno al PRM, cosa que esta vez será imposible, si Hipólito y el hipolitismo, se mantienen como fuerzas decisorias dentro de nuestro Partido.   Hipólito sabe que es así, también Carolina.  Entonces, si ellos conociendo estos escollos que llevarían a la derrota a nuestro Partido, aún persisten en sus acciones a contracorriente, ante estos hechos, la conspiración es evidente hasta lo axiomático.  Lo absurdo de este caso viene a ser, que la dirección del Partido, luzca como que desconoce esta situación y que no haga nada para derribar la Quinta Columna, que nos destruirá al comportarnos como mansos corderos.

 

5- En otro orden de ideas, Hipólito ha sido un ente tan nefasto para nuestro país, que gracias a él, ahora tenemos el ramfismo en la palestra creando en nuestra sociedad más divisiones y angustias, aunadas, a las que él propició con la división y derrotas del PRD, y que ahora, para desgracia de todos, reedita en su confabulación con Medina para destruir al PRM.

 

6- Le atribuyo a Hipólito el nefasto ramfismo que hoy nos divide, angustia y abate, porque él, violando nuestras leyes, (la 5880-62), permitió la entrada de Ramfis Domínguez y de otros trujillistas al país, incluyendo a su madre Angelita Trujillo, a su padre, el excoronel trujillista, Luis José Domínguez, y a todos los trujillistas con deuda de sangre y de robo contra el pueblo dominicano.

 

7- Las consecuencias del apoyo de Hipólito a su primo Ramfis Domingo Trujillo las trataré en otro artículo, posiblemente la semana próxima. Mientras tanto, pido a las bases del PRM que el domingo 18 de febrero cuando vayan a la convención a elegir con su voto a las futuras autoridades del Partido, lo hagan con conciencia y patriotismo; que piensen que las autoridades que esta vez elijamos, serán determinantes, para el destino del país y de nuestro PRM; que no es la suerte de Hipólito y su familia lo que nos importa, sino el futuro de la patria y del Partido.   No podemos seguir permitiendo, que Hipólito y su familia, cojan a nuestro Partido como un negocio de su propiedad, para que sigan adquiriendo dinero y poder en base al sufrimiento y sacrificio de los millones de personas que conforman todo un pueblo, y que además, todo pase desapercibido ante una dirección, de la cual, una parte actúa como confabulada, y la otra, que luce quebrada, débil, permisiva, temerosos,sin carácter e incompetente.  Advierto...si Carolina gana la Secretaria General, esto marcará el comienzo del fin de nuestro PRM, que es la meta del danilismo, en confabulación con Mejía. El que tenga cerebro que piense...